SeR uNa PrInCeSa No Es FaCiL eS mOrTaL











 

Mi recuperación de Mia fue larga y diría yo que dolorosa, pero una ves que salí de ella creí que jamás habría problema alguno en mi vida. Todo iba tornándose de color de rosa como lo había soñado siempre, que aunque mis pensamientos respecto a mí físico no han desparecido del todo ya los controlaba  y no les permitía que me llevaran  de nuevo a  las garras de MIA. Lee el resto de esta entrada »



et cetera